fbpx

La bulimia es una montaña rusa con curvas y precipicios pronunciados. 

Bulimia y anorexia son trastornos alimenticios o trastornos de la conducta alimentaria (TCA) que causan gran sufrimiento en las vidas de muchas familias, no solamente en quien la padece.

Esta es la experiencia de Laura (nombre ficticio) con la bulimia. Una mujer en la treintena a la que tengo el placer de acompañar en su proceso con relación a cambio de creencias y transformación de emociones. 

En el artículo anterior Laura compartía su testimonio sobre su mayor sombra, la bulimia, lo que por muchos años vivió con vergüenza, culpa y rabia. Hasta que desde la aceptación, se dio la oportunidad de empezar a conocerse y amarse como es. Y como fue el origen de la bulimia, esa falta de amor en la familia que percibió como niña.

Puedes leerlo aquí: Testimonio el origen de mi bulimia

Además, describe los pasos que ella sugiere para salir de la bulimia a quién esté viviendo trastornos alimentarios. Es consciente que sigue en el camino.

 

¿Cómo salir de la bulimia?

Hay puntos muy importantes que me ha costado entender después de varios años de sufrimiento con la bulimia. Van a ser tu debilidad y fortaleza al mismo tiempo.

 

1 Cambia el FOCO DE ATENCIÓN

La atención eres TÚ. Tú como Ser, no la consecuencia de un malestar.

Cuando identificamos y hacemos conscientes lo que es la causa de nuestro sufrimiento real, empezamos a cambiar.

Empecé mi camino de recuperación con una psicóloga. Ahí empecé a entender mi núcleo familiar, los patrones mentales que me habían transmitido y que gobernaban nuestro sistema familiar. Patrones mentales y creencias que estaban en el origen de mi malestar.

En la bulimia HAY QUE OPERAR DESDE EL ORIGEN

Ese fue mi primer paso. Tomar conciencia de lo que de verdad mi bulimia me quería comunicar: UN NO FUERTE a la rigidez, pesadez de la vida, falta de disfrute, continuas quejas, y sobre todo, falta de manifestación de amor (abrazos, caricias, momentos juntos sin necesidad de gritar o imponer una autoridad).

ATENCIÓN: entender las causas es solo el principio de un largo proceso, es el comienzo del cambio. No te engañes.

 

2. Acepta la bulimia y acepta como eres

ACEPTAR el trastorno alimenticio, tu bulimia, aceptarte y entender que la perfección no existe, que eres bella con todas tus imperfecciones y que tu valor no depende de lo que haces.

Las personas que sufrimos estos trastornos de la alimentación solemos tener una fuerte voluntad y una alta sensibilidad. Empieza a valorarte, a amarte, a decirte cosas bonitas y sobre todo a PERMITIRTE SALIR DE LOS ESQUEMAS y A LIBERARTE DEL SENTIMIENTO DE CULPA Y DE LA VERGÜENZA.

Por eso creo que la psicoterapia puede no ser suficiente.

Y en los casos donde el trastorno alimenticio opera con más resistencia recomiendo añadir en paralelo otras terapias energéticas y técnicas.

La psicoterapia me llevó a tomar la decisión de salir de casa, de reconocer que tenía el derecho de ver la vida de una forma diferente a lo que me habían enseñado. Y que tenía valor como persona independientemente de mis resultados.

Fui a la Universidad y con 19 años me fui de casa. Mejoró mi estado emocional. Pero el hábito de recurrir a la comida para enfrentarme a las dificultades cotidianas estaba aún muy presente.

En el subconsciente radican las creencias que me provocaron la bulimia

En el subconsciente (lo que en realidad determina nuestras creencias ya que la parte racional sólo influye el 5%) estaban radicadas las creencias que me habían provocado el trastorno: baja autoestima, extrema exigencia, necesidad de ser productiva, negación del ocio y del disfrute, represión sexual…).

Además, el VACÍO DE AMOR seguía en mi interior. Una profunda tristeza y soledad me hacían ver la comida aun como única solución a mi malestar.

 

3. Expresa todas tus emociones

Un cambio significativo se produjo cuando conocí a un ángel, así la llamo. Una amiga que desde el amor más puro me ayudó a expresarme sin miedo.

Por primera vez en mi vida empecé a conectar con mis emociones y a hablar de mi trastorno alimentario, de mi bulimia, de cómo me sentía y me juzgaba. Experimenté la comprensión, la falta de juicio. Y sobre todo por primera vez alguien en vez de marcar mis fallos puso la atención en mis cualidades, peculiaridades y fortalezas.

Mi trastornos alimenticios, mi bulimia, disminuyó notablemente.

Ya sentía que podía gestionar mi relación con la comida. El fantasma que nunca había podido salir del círculo vicioso desapareció.

Este proceso de recuperación duró más de 8 años. No obstante, tuve recaídas y aún estaba mi resistencia a soltar definitivamente la bulimia.

 

4. Busca terapias alternativas, terapias energéticas y otras herramientas

Es importante elegir en cada momento continuar el camino con la terapia y el tipo de profesional que te puede ayudar en ese periodo. Responsabilizarse de que el cambio depende de nosotras.

No pongas excusas ni te cuentes mentiras.

Y aquí quiero subrayar la importancia de LNT La Nueva Terapia y PSYCH K en mi experiencia con la bulimia.

Si ya has elegido empezar el camino del cambio para soltar la bulimia, date la oportunidad de experimentar las sesiones con Ana, tanto LNT La Nueva Terapia como PSYCH K porque te pueden llevar a resultados que ni siquiera yo podía imaginar. Eso sí, lo repito, necesitas confiar en el proceso.

Foto: Pixabay

¡Gracias, Laura!

En el próximo artículo Laura explicará cómo ha sido su evolución en la bulimia desde sus inicios con sesiones de Psicoterapia, hasta el trabajo a nivel mente subconsciente con creencias y emociones.

Soy Terapeuta Capacitado en LNT® La Nueva Terapia, LNT® a distancia y Facilitadora de PSYCHK® (leído Saikei).

MUY IMPORTANTE: *Ninguna de estas técnicas sustituye un tratamiento médico ni supervisión médica o psicológica. Sí pueden complementarlo.

Te animo a que reserves una sesión de asesoramiento gratuito de 30 minutos, para escucharte y que valoremos si soy la profesional que te puede ayudar y te comente el programa que mejor puede adaptarse a ti.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMM