fbpx

Sucede que nos relacionamos con muchas personas. Con cada una de ellas nos comunicamos de diferentes maneras y estilos, desde el cortés buenos días a conversaciones más cordiales y otras más profundas, en las que llegamos a compartir inquietudes y sueños, incluso nuestros más íntimos secretos. Conquistar con el lenguaje es posible.

Cuando decidimos empezar un proceso de cambio personal o profesional, pensar y definir las acciones y cómo vamos a abordarlo requiere menos esfuerzo que el necesario durante nuestra transformación en sí. En primer lugar hemos de conquistar con nuestro lenguaje y, para ello, encontrar la motivación en los pensamientos y las palabras que nos decimos.

Somos lo que pensamos

Tenemos ejemplos en nuestra mente de situaciones en las que nos desvivimos por escuchar, animar y comprender a esas personas que tanto queremos. Y lo hacemos con mimo, paciencia y regalando mil sonrisas. Esta manera de actuar nos produce sensaciones maravillosas pero, ¿qué nos impide hablarnos a nosotras y nosotros mismos de ese modo tan agradable? ¿Merecemos ese trato?

Nos encanta ser útiles y demostrar que somos personas comprometidas, y estamos ahí, dispuestas y disponibles. En realidad queremos sentirnos personas aceptadas y queridas, son necesidades básicas. Sin embargo, ¿Cómo nos hablamos? Nos tratamos duramente, nos hablamos mosqueados y hasta nos reñimos y criticamos por algo que pensamos que hemos hecho mal de acuerdo a nuestros valores. Y archivamos esas escenas en nuestra memoria, las recordamos y nos recrearnos en ellas, en la mayoría de ocasiones para justificarnos.

Dime cómo hablas y te diré quién eres

El modo en cómo hablamos y las palabras que elegimos determinan nuestro estado de ánimo y motivación, en ocasiones incluso influyen en que consigamos o no nuestros objetivos. Somos lo que pensamos.

Somos seres especiales y vamos a empezar a tratarnos como tales. ¿No os parece? Una reflexión interesante y útil que nos va a generar más motivación y autoconfianza es precisamente prestar atención a nuestro lenguaje y al modo de comunicarnos.

¿Por dónde empezar para cambiar nuestro lenguaje?

1. Observa tus pensamientos. Las palabras y el tono que usas, cómo te expresas, porque son el reflejo de tus pensamientos.

2. Analiza las palabras que empleas en tus conversaciones, tanto las que mantienes con otros como contigo mismo. ¿Cuántas son quejas y críticas? ¿En qué momentos del día? ¿Con respecto a qué te quejas? ¿A quiénes criticas?

3. Pon el foco en pensar, hablarte y comunicarte con tu entorno con palabras y frases positivas.

4. ¡Prémiate! Reflexiona al final del día y escribe lo que has vivido con esa actitud positiva, que has hecho y cuales has sido tus palabras. Son logros tuyos. Fíjalos en tu mente y recuérdalos con frecuencia.

¿Qué te impide empezar a conquistar con tu lenguaje?

He utilizado dos herramientas muy efectivas:

Reprogramar mi subconsciente introduciendo nuevas creencias potenciadoras con PSYCH-K®

Frases que reafirmen el objetivo, por ejemplo: “Soy positiva y asertiva cuando comunico”.

Sesiones de entrenamiento con NeurOptimal® el Neurofeedback DINÁMICO creado por Zengar Institute, en Canadá. El entrenamiento con NeurOptimal® produce un efecto acelerador en los procesos de cambio. Además, tiene otros beneficios relacionados con la mejora de atención y concentración, potencia la creatividad, mejora la pérdida de memoria, la calidad del sueño y disminuye el estrés.

¿Te resulta fácil o difícil conquistar con tu lenguaje?

 

PSYCH-K® es una herramienta potente, sencilla y efectiva que sirve para comunicarnos directamente con el subconsciente y transformar las creencias y emociones que nos están limitando. Especialmente efectivo para cambios de comportamientos y hábitos, y situaciones que generan estrés.

PSYCH-K® significa “La Llave de la Psique” y se pronuncia /SAIKEI/ Está compuesto por la palabra inglesa PSYCHE y la letra K, que viene del inglés Key (llave), Kinesis (movimiento). En un momento del proceso de cambio de una creencia o emoción, se utiliza una forma de test muscular basado en la Kinesiología como puente de comunicación entre la mente consciente y subconsciente.

NeuroOptimal® Neurofeedback DINÁMICO. Técnica de gimnasia pasiva que ayuda al cerebro a aprender a optimizar sus recursos y a mantenerse en estado de calma y atención plena.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMM