fbpx Skip to main content

La ley de la correspondencia es una de las siete leyes universales que rigen el universo y nuestras vidas. Es clave para lograr la libertad personal y el impulso a la satisfacción y la felicidad.

La ley de correspondencia dice:

“Todo lo que sucede alrededor de una persona refleja lo que le está ocurriendo por dentro. Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”.

“Todo lo que nos ocurre, bueno o malo, está reflejando pautas de pensamiento guardadas en nuestra mente“.

La ley de la correspondencia: todo se manifiesta desde el interior hacia el exterior

Lo que observamos en el exterior es solo lo que percibimos como realidad. Y esa interpretación de la situación o del comportamiento de una persona condiciona nuestra vida. Y también nuestras emociones, decisiones y resultados.

Si nos molesta el comportamiento y actitud de nuestra pareja, cuñado, jefe, amiga… el trabajo personal está en cambiar la percepción que tenemos de esa persona o su comportamiento.

Nada nos impide elegir nuestros pensamientos y comprender que nuestra opinión es solo una percepción. Además, somos energía y de acuerdo con lo que pensamos y sentimos en nuestro interior atraemos a personas y situaciones.

Lo que sucede alrededor de una persona refleja lo que le está ocurriendo en su interior.

¿Qué hay en tu mundo interno?

cambios en la adolescenciaSi en el interior estamos en conexión permanente con emociones desagradables como arrogancia, ira, envidia o sentimientos de carencia de dinero, amor, salud, malestar, discusiones, estar a la defensiva… se manifestará en el mundo externo.

La vida será tan desagradable como lo son los pensamientos, las emociones y la energía que sentimos y transmitimos.

Solución: el cambio está en el interior

Lo que nos va a ayudar es el cambio interno. Conocernos, aceptar nuestras luces y sombras y convertirnos en quienes eres. Cero miedos. Sin culpa. Y sin necesidad de demostrar a nadie los logros.

Al tomar consciencia y poner paz en el interior, el exterior empezará a calmarse.

Se trata de Ser más que de hacer. Y de cambiar la percepción, la actitud y la energía con la que vivimos y nos relacionamos. Sí, también me refiero a la relación con el dinero porque el dinero es energía.

Ley de correspondencia: Lo que hay afuera es una proyección de lo que hay adentro.

A esa proyección en el otro se le llama también la sombra, un concepto al que se refirió Carl Jung en 1945, médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo. Una figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis.

En 1945 definió la sombra como aquello que una persona no desea ser: “Uno no se ilumina imaginando figuras de luz sino haciendo consciente la oscuridad, un procedimiento, no obstante, trabajoso y, por tanto, poco popular.”

A la ley de correspondencia se la conoce también como la ley del espejo.

Os confieso que descubrir, aceptar y sanar mis sombras es de lo más difícil y también lo que más me ha ayudado a despertar y crecer.

Y a mejorar relaciones sociales porque me ha ayudado a comprender y a ser compasiva con la forma de comportarse de otras personas. Además, una vez que acepté esas partes oscuras en mí, mi autoestima se fortaleció.

Volvamos a esa emoción desagradable: enojo, ira, rencor, odio…

Ya estaba en nuestro subconsciente porque ya la habíamos vivido. En aquel momento no la pudimos ni supimos gestionar, ni liberar y aceptar. 

Quizás se quedó atrapada en nuestra infancia (la mayor parte de nuestros conflictos en las relaciones vienen de esa etapa), o en la adolescencia.

Y aparece en la etapa laboral porque la familia tiene similitud con la jerarquía de una empresa. Si hemos tenido dificultad de comunicación con el padre o un conflicto con la autoridad que representaba es probable que la comunicación con el jefe o jefa sea complicada. 

Las relaciones son un indicador fabuloso para descubrirnos, conocernos y crecer.

¿Alguna vez te has disparado y reaccionado de manera exagerada a lo que era la situación?

La sombra es tan poderosa que aparece en el momento menos adecuado. Se desborda. Saltan chispas. 

“Todo lo que te molesta de otros seres es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo”, Buda.

 ¿Cómo afecta a tu subconsciente?

Los recuerdos y las experiencias vividas en esta vida o en vidas pasadas quedan grabadas en la memoria de la mente subconsciente.

Cuando no supimos gestionar una experiencia desagradable y que nos afectó mucho, el subconsciente la graba a modo de herida emocional. Y genera una frecuencia.

Nuestra mente subconsciente conecta con la situación o las actitudes de la persona. Con las emociones que sentimos y no resolvimos en el pasado porque le recuerdan a lo que está viviendo. 

Mientras no se sane y se liberen las emociones que sentimos en aquel momento vamos a atraer personas y situaciones que nos conectan con aquella herida emocional. Con aquella frecuencia. Y repetiremos asignatura.       

Aprende a reconocer y aceptar tus propias sombras o continuarás viéndolas en los demás. 

¿Por qué proyectamos en otras personas?  

Las proyecciones de la mente nos ayudan a sanar un dolor muy profundo que en momentos del pasado no supimos ni pudimos gestionar. Nuestra mente las crea para que nos ayuden a resolver, sanar y avanzar.

Es esencial tomar consciencia de esos sentimientos y las sombras. 

Las personas son espejos que nos ayudan a observar y sentir aquellos aspectos nuestros que no hemos aceptado ni sanado. Y nosotros a ellas.

Por ejemplo, cuando hay un miembro de nuestra familia, del entorno profesional o amistades que nos estresa. Nos genera rechazo porque nos hace sentir enojo, ira, rabia, incluso odio. Y se mantiene en el resentimiento y el rencor.

 El efecto de la sombra. Si alguna vez has pensado y te remueve por dentro:

no soporto a mi jefe

es que no puedo con mi jefa, con mi pareja…

no soporto a mi cuñado

No es la persona quien nos provoca esas emociones.

Solo viene a recordarnos algo no resuelto. Nos ayuda a ser conscientes de ese dolor. 

¿Cómo? Haciéndonos de espejo.

Esa persona es un espejo tuyo en el que se reflejan esas emociones dolorosas que te desagradan y que no pudiste resolver. Ni sanar.

Observa tus relaciones dolorosas y aprende de ellas

¿Quién no ha tenido relaciones problemáticas en su vida personal o profesional?

Y si te preguntas:

¿Por qué ha aparecido esta persona o situación en mi vida si solo me trae angustia?

¿Y por qué me toca otra vez a mí vivir relaciones tormentosas?

Cambia tu forma de pensar y sentir. Si se presenta alguna situación o persona en tu vida que te causa angustia, dolor y sufrimiento comprende que esos sentimientos no te los causa esa persona.

Son emociones atrapadas en tu mente subconsciente. Te pertenecen a ti.

¿Por dónde empezamos a atrapar nuestras sombras?

Piensa en alguna persona de tu entorno. Es un buen ejercicio para empezar a hacer el trabajo con el padre y con la madre. La aceptación y lo que se conoce como tomar al padre y tomar a la madre es fundamental para tener una vida plena.

Te animo a que encuentres un tiempo para ti y muestres sinceridad sobre:

1. ¿Qué cualidades admiras en esa persona? organizada, locuaz, generosa… Todas las personas tenemos cualidades positivas:)

2. ¿Qué cualidades, actitudes y comportamientos detestas y rechazas de esa persona?

 

Quizás sientes que es arrogante, prepotente, irresponsable, tacaña… y esto te genera estrésansiedad y rechazo.

¿Reconoces esos comportamientos en alguna etapa de tu vida?

¿Te los permitirías en algún momento?

¿Los tuviste y no te los permitiste y por eso los rechazas?

 

Puedes leer más detalles sobre la sombra en este artículo sobre  La sombra de Jung

Te recomiendo también el libro rojo Jung y Encuentros con la sombra también de Jung.

Ana, ¿y qué pasa si soy yo la persona rechazada? Os lo cuento en un próximo artículo.

La ley de la correspondencia tiene sin duda un relevante efecto en las relaciones y en la vida. El poder de cambiar el rumbo está en ti.

¿Has reconocido alguna sombra y te gustaría aceptar y vivir en calma?  

Si es tu momento para sanar esos miedos, heridas y sombras te animo a que 

¡Reserves ahora tu consulta de Asesoramiento gratuito de 30 minutos!

Esta sesión es para escucharte y determinar si soy la persona adecuada en este momento de tu vida. No soy psicóloga. Y créeme que tengo muy claro si puedo ayudarte o sugerir otro tipo de profesional.

Estoy disponible para ti, para acompañarte en tu proceso de transformación personal y/o profesional. Si estás en plena crisis existencial o si ya has experimentado otros cambios, pero ves que NO AVANZAS

Programas para la transformación subconsciente, gestión de miedos, creencia y autoestima. Cambio fácil, rápido y sostenible en el tiempo desde la reflexión y la acción.

Me apoyo en una metodología y técnicas que actúan a nivel mente subconsciente como Psychk online y constelaciones familiares individuales online. Terapeuta Capacitado LNT® sesiones la nueva terapia LNT® terapia cuantica online.

Sesiones presenciales en Madrid Central con las medidas de seguridad para COVID-19

 * Estas técnicas no son tratamientos médicos o psicológicos. Sí pueden complementarlos.

¡Reserva ahora tu consulta de Asesoramiento gratuito de 30 minutos!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMM