¿Es posible entrenar tu mente para ser más creativo?

Soy curiosa por naturaleza y disfruto aprendiendo y compartiendo. Ser creativa estaba en mis prioridades y aunque en algunos aspectos sentía que lo era yo quería potenciar esa capacidad.

Partí del modelo CREATES que propone Shelley Carson y muestra siete actitudes cerebrales: conexión, razonamiento, visualización, absorción, transformación, evaluación y fluidez. Cada actitud la relaciona con un estado de activación cerebral aunque todos los estados influyen en las fases del proceso creativo. Es importante identificar cuales conviene entrenar.

Desarrollar la capacidad de absorción de conocimientos sin más y ver el mundo sin cuestionarnos es el primer paso para generar ideas. Entonces me di cuenta de lo importante que era escuchar mis ideas y permitir que surgieran; quizás algunas no sirvan en ese momento pero si podremos conectarlas con otras aparentemente inconexas.

En mi mente surgían ideas pero no llegaba a crear pues rápidamente aparecían fotogramas del proceso para concluir en pocos minutos con un «Vaya chorrada», «No hay beneficios». Me costaba visualizar aquello que en mi mente no existía.

Yo «mataba» mis ideas

Ser creativa era importante para mí. En mi mente surgían ideas pero no las materializaba. Aparecían fotogramas del proceso para concluir rápidamente con «Vaya chorrada», «No hay beneficios»… Me costaba visualizar aquello que en mi mente no existía. Yo mataba mis ideas. Un error.

Objetivo: ¡Entrenar la creatividad! ¿Qué me ayudó a mí a fortalecer la fase de absorción y visualización?

1. Observar mi entorno. Fijarme en detalles que antes pasaban desapercibidos a mis ojos.

2. Escuchar cada día durante seis semanas un audio grabado con mi voz con música de fondo que me ayudara a conectar con la naturaleza y a activar las ondas alfa, dominantes en las personas creativas.

3. Estimular mis sentidos, especialmente el gusto y el olfato, muy potentes. Se trata de poner atención y estar presente, de despertar nuestros sentidos cuando cocinamos, comemos, preparamos un café, o entramos en una tienda de jabones.

4. Fijarme en estereotipos. Yo admiro mucho y me identifico con Coco Chanel.

5. Visualizar. Cerrar los ojos. Recorrer una habitación de casa intentando traer a tu mente todo lo que hay en paredes y rincones. Repetirlo con los ojos abiertos.

Mis trucos

He utilizado tres herramientas muy poderosas:

Frases que reafirmen el objetivo: «Soy creativa y permito que mis ideas fluyan»

Reprogramar mi subconsciente con PSYCH-K®

Sesión semanal o quincenal de Neurofeedback NeuroOptimal® que acelera el proceso porque aumenta nuestra capacidad de atención y concentración.

¿Qué te impide empezar a entrenar tu capacidad creativa?

 

Escucha «Relajación «Contacto con la naturaleza»» en Spreaker.

Carson, S. (2012). Tu cerebro creativo: 7 pasos para maximizar la innovación en la vida y en el trabajo. Profit Editorial. Barcelona.

De Bono, E. (1992). El pensamiento creativo. El poder del pensamiento lateral para la creación de nuevas ideas. Paidós.

 

PSYCH-K® es una herramienta potente, sencilla y efectiva que sirve para comunicarnos directamente con el subconsciente y transformar las creencias y emociones que nos están limitando. Especialmente efectivo para cambios de comportamientos y hábitos, y situaciones que generan estrés.

PSYCH-K® significa “La Llave de la Psique” y se pronuncia /SAIKEI/ Está compuesto por la palabra inglesa PSYCHE y la letra K, que viene del inglés Key (llave), Kinesis (movimiento). En un momento del proceso de cambio de una creencia o emoción, se utiliza una forma de test muscular basado en la Kinesiología como puente de comunicación entre la mente consciente y subconsciente.

Neurofeedback NeuroOptimal® Técnica de gimnasia pasiva que ayuda al cerebro a aprender a optimizar sus recursos y a mantenerse en estado de calma y atención plena.

 

¿te animas a compartir tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.