Creencias y miedos limitantes

Aproximadamente hasta los 6 años, nuestro cerebro graba la información que procede de las personas de nuestro entorno: familia, profesores, amigos. Aquello que nos cuentan y lo que observamos en sus reacciones y comportamientos. Crecemos, y graba las experiencias que nos impactan emocionalmente así como las que repetimos en muchas ocasiones. Así se forman nuestras creencias. 

Si la vida te presenta una experiencia similar a otra que te afectó en el pasado, te conectas con aquella experiencia que probablemente te generó estrés. Y te conectas con esa emoción que te marcó y no «has resuelto», quizás miedo o enfado. Se activa en ti la creencia que te llevó a pensar y actuar de aquella forma en aquel momento de tu vida. Tú eres lo que piensas. Y tiendes a repetir patrones de conducta.

Para sentir coherencia y logar bienestar en la vida es importante identificar cuáles son las creencias que te limitan, construir otras que te potencien y empoderen, y sustituir unas por otras. Y con las emociones por ejemplo en forma de miedos sucede lo mismo.

El método PSYCH-K® nos permite establecer comunicación con la mente subconsciente y transformar así las emociones que nos bloquean en otras que nos generan bienestar. Y trasformar creencias limitantes en creencias potenciadoras que nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Algunos ejemplos de creencias limitantes:

  • Todo en la vida requiere un esfuerzo.
  • Es imposible conseguir lo que quiero.
  • Solo los artistas son personas creativas.
  • Los demás (el Gobierno, la crisis económica…) tienen la culpa de mis problemas.
  • Nadie tiene en cuenta mi opinión.
  •  Yo soy así y no puedo cambiar.

¿Te identificas con alguna de estas afirmaciones? ¿Sientes que tienes heridas emocionales de tu pasado? ¿Quieres cambiar algo en tu vida?

¿Quieres eliminar aquello que te limita?

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.