Con un profesorado entusiasta y proactivo que tiene conocimiento y además lo comparte es posible realizar cambios. Los grandes retos empiezan con una idea. Basta de quejarnos.

El sistema educativo necesita una reforma, qué duda cabe.​ Mi sueño es contribuir a mejorar​lo especialmente en el área de la Gestión de Emociones y la Inteligencia Emocional. Es importante aprender a gestionar emociones en la infancia porque las emociones en la adolescencia son como un tsunami. Y la autoconfianza escasea.

Tenemos el conocimiento, la experiencia y las herramientas. También la voluntad. Observo a personas del área educativa que voy conociendo en los últimos años. Me alegra ver que existen ideas y ganas de compartirlas, de construir y generar cambios en lugar de excusarnos en que “el ​S​istema​​ es así”.

Inauguro este espacio abierto a personas que han elegido el camino de desarrollo personal​ y que han decidido transmitirlo a su entorno.

Margarita invirtió tiempo y esfuerzo en su desarrollo personal, no solo creció, aceptó el reto de ser Directora de un Instituto. Consciente de que el actual sistema educativo necesita una transformación, eligió compartir su conocimiento y su experiencia con el equipo de profesores que lidera y su alumnado en plena adolescencia…

La receta de Margarita. Emociones y autoconfianza en la adolescencia

1. Desarrollo personal propio.

“Los compañeros que más sufren porque no se sienten valorados o no saben lidiar con alumnos problemáticos son los que no han seguido la senda del desarrollo personal. Este  nos ayuda a tener más confianza y capacidad para asumir críticas, fracasos, alumnos conflictivos.”  

2. Trabajo en equipo con pinceladas de creatividad, observación y escucha.

“Es importante las habilidades y la humildad. Estamos implantando cambios gracias a un Proyecto y a un equipo que me apoya y me sigue.”

      ¿Síntomas de aburrimiento durante el recreo demasiado largo?

Implantamos los “Recreos con Actividades”, empezamos con el club de ajedrez y los juegos de “toda la vida” como el tejo, la goma…, y ​recientemente se han sumado los talleres literarios, la magia, las matemáticas divertidas, un coro y las clases de guitarra.

     ¿Caras lánguidas a primera hora de la mañana?

Sustituir el estridente sonido del timbre por una música motivadora con temas propuestos por los alumnos y que que votan semanalmente.

     ¿Apoyo de sus familias?

Poner en marcha una Escuela para Padres.

3. La clave está en la autoconfianza y la motivación.

“Cuando una persona se colma de autoconfianza y percibe un mundo amable a su alrededor, es capaz de demostrar lo mejor de sí mismo”.

Observa en qué situación se encuentra ese adolescente, empatiza y piensa qué puedes decirle o hacer para motivarle. Confía en tu alumnado y en sus posibilidades, porque puede comprender y dar lo mejor de sí; haz que sienta que esperas algo bueno de él y ella; ayúdale a identificar sus talentos y dones.

Tu también puedes ser su Pigmalión

Impulsa su seguridad y autoconfianza, motívale y apóyale para que consiga sus sueños y metas. Expresa que confías en sus capacidades y en su esfuerzo para alcanzar lo que se propone, que el camino a veces tiene piedras aunque nos sorprende con un jardín al final. Ayúdale en su autoconocimiento y a vencer sus miedos.

Necesitamos un profesorado que sueñe con un Sistema que observa, escucha e imagina, que cree en las capacidades de su alumnado. Mucho camino que recorrer con adolescentes. Y mucho ganaría la Sociedad si ya en Infantil se empezara a trabajar en todos los colegios y con profesorado y Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) en la misma línea.

Una película inspiradora y relacionada con la autoconfianza: El club de los poetas muertos (1989)

Escucha el podcast “Un cambio en la educación y en las aulas es posible”

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMM