fbpx

Cualquier tiempo en nuestra vida es importante profundizar en nuestro autoconocimiento. Sin duda estas semanas de aislamiento ante la crisis por COVID 19 es un buen momento para observarnos, reflexionar y conocernos más y mejor.

Mi propuesta para el autoconocimiento y este aprendizaje es El libro rojo de Jung que Carl Gustav Jung escribió entre 1914 y 1930,  y recuerda algo a un diario personal.

Aquí un fragmento del libro rojo de Jung en vídeo con la voz de la actriz María Esteve. Las personas más auditivas agradecerán este formato audio. Las más visuales agradecerán leer el libro porque el texto se ve enriquecido por unas imágenes preciosas.

 

Jung fue un médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo. Verdaderamente una figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis.

¿Te atreves con el autoconocimiento?

Los sueños como herramienta para el autoconocimiento

En las páginas de El libro rojo Jung, fue indagando en su propio ser, en su propia esencia. En las relaciones con su inconsciente que Jung descifraba a través de sus sueños, método que aconsejaba como vía de autoconocimiento. Y es que nuestro subconsciente trabaja durante nuestras horas de sueños. La dificultad está en que no siempre escuchamos las señales o nos permitimos recordar lo soñado.

¿Te apetece este entrenamiento?

Antes de dormir pide con conciencia a tu subconsciente que te permita recordar tus sueños. Es útil dejar cerca una libreta y boli para escribir lo que venga a tu mente consciente cuando te despiertes. Dedica un tiempo a reflexionar sobre qué te puede estar diciendo tu mente subconsciente.

Autoconocimiento y la sombra de Jung

Jung desarrolló en sus libros conceptos bien interesantes como el inconsciente colectivo y también la sombra.
En 1945 definió la sombra como aquello que una persona no desea ser: “Uno no se ilumina imaginando figuras de luz sino haciendo consciente la oscuridad, un procedimiento, no obstante, trabajoso y, por tanto, poco popular.”

En el libro ENCUENTRO CON LA SOMBRA, El poder del lado oculto de la naturaleza humana, que escribió en conjunto con otros autores, escribe que cada persona lleva dentro un Dr. Jekyll y un Mr. Hyde, una persona afectuosa y otra tétrica. Levanta la mano si alguna vez has visto o sentido comportamientos tan dispares en ti o en alguien de tu entorno.

En el mundo del autoconocimiento la sombra es un cajón desastre

Bajo la máscara del ego se esconden emociones y conductas desagradables como rabia, mentiras, envidia, celos, resentimiento… Un cúmulo de frustraciones, de experiencias vergonzosas y dolorosas. Miedos, inseguridades, rencores y otras heridas emocionales que se grabaron a fuego en el subconsciente. La sombra es esa parte nuestra que nos desagrada y no queremos reconocer como propia ¡Y que observamos claramente en otras personas! Lo se, ha sido un jarro de agua fría.

Existe una conexión entre la sombra y nuestra personalidad, fundamentalmente contiene todo lo que percibimos como “negativo” de nuestra personalidad. Lo que nos desagrada. Eso que nuestro yo consciente, no está en condiciones de aceptar. Por ello nos impide mostrarnos como somos y como sentimos. En definitiva, reconocer y aceptar la sombra significa ser valientes y caminar hacia la autenticidad.

Existe la sombra blanca. Sombras que conectan con aquellas cualidades que nos agradan, que poseemos y somos, y por las que sentimos orgullo. Sin embargo no permitimos que otras personas las vean porque socialmente son símbolos de debilidad. Por ejemplo, se puede tener en la sombra la sensibilidad, la ternura, incluso el éxito. Culturalmente y por educación, ya en nuestra infancia, nos enseñan a no mostrar ciertas actitudes o no presumir de algunas cualidades. Y por lo que puedan pensar los demás y cubrir nuestra necesidad de aceptación y pertenencia al grupo, elegimos no expresarlas.

¿Cómo reconocer la sombra en nuestra vida cotidiana?

Comportamientos de otras personas

Obsérvate en esos sentimientos dramatizados y en el volumen de tu emoción si dices: “¡No puedo creer que fuera tan irresponsable!”. “No comprendo cómo puede ser tan desleal”,

¿Te permitirías ese comportamiento? ¿Te has sentido desleal o irresponsable en algún momento de tu vida?

Comentarios de otras personas hacia ti
Nuestras relaciones nos sirven de espejo, observa cada comentario negativo que recibes: “Es la segunda vez que llegas tarde sin avisarme”.

¿Te permitirías llegar tarde en alguna ocasión de fuerza mayor? ¿Lo has hecho alguna vez y no te lo has perdonado?

Momentos de impulsividad y lapsus mentales

Hablas, actúas irreflexivamente y después piensas: “No quise expresarlo así”. “¿Yo he dicho eso?”.

Sentimientos de humillación

En situaciones en las que sentimos que la otra persona nos humilla y pensamos: Me avergüenza como me ha tratado.

¿Has podido tratar a otra persona en algún momento de tu vida y no te has perdonado?

Reacción ante errores de otras personas

Atención a nuestras emociones cuando observamos las quejas y enfado de los demás y criticamos sus errores ¿Son enfados o enfadillos?

Quizás reaccionamos de forma desproporciona para la situación. Sumamos dramatismo o rencor y decimos: “¡Nunca hace las cosas a tiempo!”. “Realmente no controlas en absoluto tu peso y tu dieta“.

¿Te permitirías ese comportamiento? ¿Te ha sucedido y aún te duele?

Es momento de positivismo y acción ¡Una solución para la sombra!

Somos luces y sombras. Reconocer la sombra requiere una buena dosis de valentía, confianza y motivación. Requiere también un alto grado de autoestima. También es importante entrenar la mente para la aceptación y la integración de la sombra.

Ya dijo Carl Jung que “no se alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad”.

Por mi experiencia, te recomiendo la técnica PSYCHK o saikei para el trabajo de autoconocimiento con la sombra, de aceptación e integración de la sombra.

El afamado biólogo celular Bruce Lipton ya habló en su libro La biología de la creencia de PSYCHK® o saikei como técnica para reprogramar el cerebro. ¡Y esto fue hace 20 años! Puedes leer esta interesante entrevista a Bruce Lipton.

¿Y si ignoro la sombra?

Puedes seguir viviendo con la sombra. Esa elección significa que tus sombras te van a seguir afectando emocionalmente. La sombra se hace cada vez más grande, actúa sin piedad y surgirá con más fuerza. Y en cualquier momento de tu vida.

¿Adivinas cuándo?

Efectivamente, en las situaciones en que menos te conviene. Relaciones de pareja, reuniones de equipo o con la Dirección de la empresa, entrevistas de trabajo, conferencias, viajes con amistades…

Aquí el documental El efecto de la sombra de Debbi Ford

¿Apuestas por el autoconocimiento y descubrir la sombra que hay en ti?

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMM