fbpx

La herida de abandono en personas adultas es más común de lo que pensamos.  

Descubrir los motivos y gestionar aquellas emociones que en la niñez no supiste, te permite lograr la salud emocional que mereces. Además, vivir el tipo de relaciones que deseas con una independencia emocional sana.

Herida de abandono

Si eres de las personas que has sentido abandono en tu infancia, el miedo a la soledad estará muy presente en tu vida.

Esa falta protección y cuidado afectó tanto en la etapa temprana que en la madurez estarán en alerta constante. Temen experimentar de nuevo el sentimiento de abandono. Siente miedo a quedarse solo, incluso fobia a la soledad.

Las personas marcadas con la herida del abandono muestran esa carencia afectiva en sus relaciones personales y afectivas. Y por supuesto en sus relaciones de pareja.

En ocasiones estas personas pueden llegar a sufrir dependencia emocional. Son personas que llegan a permitir y aceptar comportamientos hasta indignos de sus parejas con tal de continuar con la relación. Y no quedarse solas.

También puede darse el caso que decidan abandonar las relaciones.

Es un mecanismo de protección: ante el pensamiento de que mi pareja me abandone, rompo yo la relación.

La herida del abandono en los primeros años de vida

Los seres humanos aprendemos a interpretar la realidad en nuestros primeros años de vida. Una particular interpretación de nuestro mundo porque influye el entorno, la familia, y el contexto cultural. Y también las experiencias vividas en la infancia, nuestra personalidad y el carácter.

La herida de abandono pudo haberse generado hasta los 3 años, ante una circunstancia vivida como una ausencia de papá o mamá, o de quien te cuidaba. Y que te afectó emocionalmente.

El feto también siente la falta de amor.

Los pensamientos, emociones y experiencias vividas por mamá desde la gestación y la etapa del embarazo, con ella misma y en la pareja, también la afectaron emocionalmente. Además de los cambios hormonales. Y pudo haberte transmitido inconscientemente ciertos miedos y angustias.

En la niñez nos resulta fácil intuir.

Captamos impresiones y sensaciones, eso sí, sin saber interpretarlas. Somos aún seres inmaduros para comprender lo que sucede a nuestro alrededor. 

Identificar el sentimiento de abandono

La persona que sufre angustia, ansiedad y miedo de abandono sintió que en su infancia no había sido querida como le hubiera gustado.

Y en su etapa de adolescencia y en su vida adulta…

    • Busca atención, apoyo y sobre todo protección
    • Puede adoptar el roll de víctima, incluso llegando a inventarse enfermedades para recibir atención.
    • Pide con frecuencia, porque le gusta ser el centro de atención y no por necesidad
    • Le cuesta funcionar sola, le angustia la soledad. Y esto se agrava al ir envejeciendo.
    • Tristeza y llanto fácil.
    • Dificultad para aceptar un no por respuesta
    • Gusto por el sexo que suele usar “como arma” para que la otra persona se apegue a él o ella.

¿Cuál es la causa de la herida de abandono?

A veces es consecuencia de un pasado infantil traumático. Otras se deben que en esa etapa infantil hicimos una interpretación de la realidad de forma distorsionada. 

Puede suceder que se te muestre a ti lo que falta sanar en tu transgeneracional. Porque tú tienes la capacidad para conseguir sanar tu sistema familiar y de alguna manera lo has elegido. 

Venimos con retos y también dones que nos ayudan a aprobar esta asignatura que es la vida.

El origen de la herida del abandono y el miedo al abandono

En tu niñez quizás no hubo un abandono físico como tal.

Sin embargo, tú lo viviste como un sentimiento de abandono. Y sentiste el miedo al abandono, y el miedo a la soledad se grabó a fuego en tu subconsciente. Y generó una herida emocional.

Por ejemplo, puede ser que te hayas quedado en soledad en un momento en el cuál sentías que necesitabas la presencia de tu mamá, tu papá, o quien te cuidaba. Quizás te dejaron en la cuna con un juguete cuando tenías la necesidad de que te abrazaran. O al cuidado de otra persona con la que no sentías conexión. En ocasiones la llegada de otro bebé a la familia hizo que sintieras que habías perdido tu lugar, tu trono. Y aparecen los celos.

Y surge el miedo a quedarse solo. Miedo a estar sola. Incluso puede ser el origen del miedo a dormir sola o sentir fobia a la soledad.

¿Cómo sanar la herida del abandono?

La herida del abandono se sana fortaleciendo tu autoestima.

También desde el camino de la aceptación.

Siendo capaces de aceptar las circunstancias que vivimos. Y a las personas tal y como son, empezando por una misma. Y liberarnos de ese pasado, del sentimiento de culpa y perdonar.

Aprendiendo a gestionar el miedo al rechazo.

Y trascendiendo el miedo al abandono, el miedo a la soledad

¿Por dónde empezar? 

  • Trabaja tu autoestima para sentirte capaz de ser y lograr lo que te propongas.
  • Dándote el permiso para cuidarte. Pasa tiempo de calidad contigo. Haz actividades que te entusiasmen.
  • Entrena la autonomía. Toma tus propias decisiones y llévalas a la acción.
  • Responsabilizarte y encuentra la motivación sin esperar a que otras personas te motiven.
  • Cambia tu posición de víctima, y mira tu vida con responsabilidad.

¡Necesitas un plan de acción!

Por ejemplo, escribe en tu libreta una lista de actividades que te gustan. Y comprométete a realizar al menos una sin necesidad de la compañía de otra persona.

Anota en tu agenda la actividad, qué día o días vas a hacer esa actividad, cuantas veces al mes.

Un viaje en estos tiempos de COVID-19 quizás es complicado, pero en cuanto puedas permitírtelo, te lo recomiendo. Puedes empezar por excursiones de un día.

¿Quieres sanar tu herida del abandono y establecer relaciones sanas?

En este artículo puedes leer sobre otras heridas de la infancia:

la herida de la injusticia.

¡Reserva ahora tu consulta de Asesoramiento gratuito de 30 minutos!

Estoy disponible para ti para acompañarte en tu proceso de transformación personal y/o profesional. Si estás en plena crisis existencial o si ya has experimentado cambios, pero ves que NO AVANZAS. 

Programas para la transformación subconsciente. Cambio fácil, rápido y sostenible en el tiempo desde la reflexión y la acción.

Soy terapeuta emocional. Me apoyo en una metodología y técnicas que actúan a nivel mente subconsciente como Psychk online y constelaciones familiares individuales online. Terapeuta Capacitado LNT® sesiones la nueva terapia LNT® terapia cuantica online.

Sesiones presenciales en Madrid Central con las medidas de seguridad que exige la COVID-19

 * Estas técnicas no son tratamientos médicos o psicológicos. Sí pueden complementarlos.

¡Reserva ahora tu consulta de Asesoramiento gratuito de 30 minutos!

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMM